Reseña: CHIPS

CHiPs, la nueva comedia de Warner Bros. Pictures, está basada en la popular serie de televisión del mismo nombre del 1977-1983. La misma fue creada por Rick Rosner y protagonizada por los actores Erik Estrada y Larry Wilcox. Ahora, tres décadas más tarde el estudio busca conseguir su propia versión de 21 Jump Street, tomando inspiración del material original. Protagonizada por Dax Shepard y Michael Peña, esta moderna iteración cuenta la historia de dos oficiales de la Patrulla de Carreteras de California que pronto se encuentran en una situación grave cuando un ex policía sucio y sus compañeros de robos están causando problemas en toda la ciudad.

Lo bueno…

El único aspecto positivo de este filme “buddy cop” dirigido hacia básicamente hombres, lo es la química entre los dos protagonistas. Aquí Dax Shepard (Hit and Run) y Michael Peña (Ant-Man) logran entretenernos algo gracias a su relación “bromance”. Luego de un primer acto en donde no se llevan, ambos terminan siendo buenos compadres. Sin duda, el talento de ambos para la improvisación ayuda al material en mano a elevar un chin. En particular, Peña tiene mucho más espacio para brillar, y aquí aprovecha de la oportunidad en todo momento.

Cabe mencionar que algunas secuencias de acción, en donde nuestros protagonistas persiguen a los villanos (y a veces no hacen ni sentido), son divertidas e impresionan debido a que resultan de la dirección de Shepard mismo. Los stunts de motocicletas son bastante entretenidas.

Lo malo…

El fallo más grande de CHiPs es el guion débil. La premisa no es nada del otro mundo, y la hemos visto mil veces anteriormente. Pero el problema va más allá de eso. Las motivaciones de los protagonistas son ridículas y no desarrolladas. Incluso, el villano del filme es tratado de una manera tan superficial que sobresale demasiado como aspecto negativo. El guion también trata constantemente a las mujeres en el filme como objetos sexuales dentro de su humor. Algo que también es demasiado marcado y que, aunque se sabe que es un filme dirigido al macho de los machos y clasificada R, la vibra incomoda después de un rato. Lo mismo aplica al tema constantemente lanzado durante el filme de la homofobia.

Otro fallo notable es la edición del filme. La misma es agitada y picada especialmente en las secuencias de acción. Esto es bien marcado en el primer robo de los villanos y en el clímax al final. En ellas los sonidos no concuerdan con lo que está sucediendo. No están sincronizados. Lo mismo para algunas líneas de los actores.

En fin…

Aunque ofrece par de carcajadas y nos presenta la buena química “bromance” entre Dax Shepard y Michael Peña, CHiPs resulta en otra comedia “buddy cop” del bonche, que se esfuerza demasiado en hacernos reír mediante comedia oral y física que no aterriza como debe. La mayoría de la culpa recae en su guion vago, repetitivo y machista. CHiPs no caerá bien con muchos de los fans de la serie original. Y si la nueva audiencia la acepta, les aseguro que no será una comedia memorable.

CHiPs estrena hoy en cines de Puerto Rico.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *