Reseña: FORD V FERRARI

La más reciente oferta de 20th Century Fox, Ford v Ferrari, estrena mañana en cines de Puerto Rico. Dirigido por James Mangold y con las actuaciones de Matt Damon y Christian Bale, el drama deportivo biográfico cuenta la historia de un diseñador de autos de carrera, Carroll Shelby, y un conductor británico, Ken Miles, quienes son encomendados por Henry Ford II y el Ford Motor Company a construir un automóvil nuevo con el propósito de finalmente derrotar a Ferrari en el 24 Horas de Le Mans de 1966 en Francia.

Luego de la exitosa Logan de 2017, Mangold regresa mejor que nunca y al tope de sus destrezas como director en Ford V Ferrari. El cineasta no decepciona a la hora de entregarnos un sólido drama que se apoya de una producción de primera y unas actuaciones estelares. Mangold no tan solo se luce en las emocionantes secuencias de carreras, sino que logra conectar emocionalmente con el espectador a través de una historia que inspira y conmueve. Ford v Ferrari no es simplemente sobre el rugir de motores y talento tras el volante, sino que también explora temas como la amistad, lealtad, competencia y más que nada, el trabajo en equipo para lograr una meta. A través de su genial dirección, Mangold se encarga de tocar todos estos puntos, incluyendo el no rendirse y luchar contra cualquier obstáculo. En adición, Ford v Ferrari podría verse como un ejemplo de cuando el capitalismo choca contra la pasión y la avaricia choca contra la experiencia. Incluso, la cinta paralelamente también podría verse como todo el trabajo que toma lograr una película.

Otro gran acierto del filme es el departamento de las actuaciones. Matt Damon (Good Will Hunting) da su mejor actuación desde The Martian de 2015, como Carroll Shelby, talentoso conductor que tuvo que retirarse de correr debido a un problema de salud. Por su parte, Christian Bale (Vice, The Dark Knight) nuevamente es sensacional, en esta ocasión como el veterano de guerra y conductor temperamental, Ken Miles. La química entre ambos actores es fantástica, elevando en todo momento el confiable guión de Jez Butterworth, John-Henry Butterworth y Jason Keller. Cabe mencionar al actor Tracy Letts, quien brilla grandemente en un papel secundario como Henry Ford II. Letts es responsable de la escena más memorable del filme junto a Damon.

Por último, hay que resaltar la hermosa fotografía de Phedon Papamichael y la genial banda sonora de Marco Beltrami, quien también trabajó en Logan. La edición de Michael McCusker y Andrew Buckland tampoco se queda atrás. Los vehículos se ven hermosos y el sonido que les acompaña es espléndido.

Entre los desaciertos podríamos mencionar que el filme se tarda un poco en coger tracción. La mayoría del primer acto es reservado para establecer lo que está en juego por el resto de la cinta. Esta primera sección es bastante pesada en diálogo, ya que vemos las negociaciones entre Ford y Ferrari y aprendemos quién es quién en una linea de ejecutivos y compañías. Y la realidad es que todo esto es necesario, ya que uno de los puntos de Mangold es mostrarte todo los obstáculos (red tape) que hubieron para poder llegar a que se les diera la oportunidad de la misión.

En fin, Ford v Ferrari logra entretener con excelentes actuaciones, emocionantes secuencias de carreras y una historia muy conmovedora. Y, aunque no seas amante del deporte de carreras, Mangold y compañía logran seducirte con lo que fácilmente es uno de los mejores filmes del año. Mucho cuidado con la velocidad a la hora de salir del parking.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *