Reseña: COLD WAR

Justo a tiempo para la semana de los premios Óscar, la cinta polaca, Cold War, estrena hoy en cines Fine Arts de Puerto Rico. El drama romántico, dirigido por el cineasta polaco, Pawel Pawlikowski, es una producción en blanco y negro situada en los años cincuenta que narra la historia de amor entre un director de música y una joven cantante a través de los años. Nominada a tres premios Óscar (director, película extranjera y cinematografía), el filme de época está basado parcialmente en la vida de los padres del director mismo. 

Desde que la cinta comienza, instantáneamente somos transportados a otra época mediante varios detalles muy bien pensados y elaborados por su director. El primero de estos siendo la proporción de aspecto 1.37:1 del filme, visualmente evocando cintas de antaño con su tamaño cuadrado. Segundo siendo la hermosa fotografía en blanco y negro del polaco Łukasz Żal, también responsable de la cinematografía de otro excelente filme del director, Ida (2013). Y, el tercero siendo las referencias audiovisuales situadas en el fondo, como la música, locales, vehículos y vestuarios de dicha época. Pawlikowski utiliza cada departamento exquisitamente para moldear su visión para esta historia de amor.

Otro gran acierto de la película es la química entre los protagonistas Joanna Kulig y Tomasz Kot. Ambos actores dan buenísimas interpretaciones, Kulig como la volátil y seductora cantante “Zuzanna” y Kot como el reservado y algo despreocupado maestro “Wiktor”. El dúo vende carismáticamente el amorío. La pasión es palpable en la pantalla grande cada vez que sus personajes se encuentran. Y su director está claro de esto, dejando la cámara descansar sobre ellos cada vez que tiene la oportunidad.

Además del romance en su centro, Cold War muestra como dos personas perdidas se encuentran en un país quebrantado por guerra. La relación se expande a través de dos décadas y en múltiples países. El poder estar juntos mayormente no está en sus manos, sino de la circunstancia actual y de tener que hacer lo necesario para sobrevivir. En adición, la cinta muestra como los personajes son obligados a jugar dentro de su profesión en la máquina de propaganda comunista. Pawlikowski efectivamente muestra como estos músicos eran obligados y usados para propósitos superiores. 

En fin, Cold War es una hermosa producción de época que cuenta una historia de amor que no necesariamente cae del área de ensueño. Aquí los envueltos y las fuerzas en su contra se sienten real dentro de un panorama sombrío y apaciguado. Con Cold War, su director majestuosamente rinde tributo a sus padres y al mismo tiempo nos deleita con un amor de otros tiempos y con fuerte pegada.

3.5/5 stars

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *