Reseña: LA LA LAND

Por fin llega mañana a cines del país uno de los filmes más aclamados del 2016, el musical moderno La La Land. La nueva oferta del cineasta Damien Chazelle (Whiplash), ha arrasado con la crítica y la taquilla desde que estrenó en el Festival Internacional de Cine de Venecia en agosto del 2016. Hace unas semanas atrás dominó los Globos de Oro y este pasado martes recibió 13 nominaciones al Oscar, incluyendo mejor película, director, actor y actriz. La película cuenta la historia de un músico obsesionado con el jazz y una aspirante actriz, que se encuentran y enamoran mientras persiguen sus sueños en Los Ángeles.

Lo bueno…

La La Land es la mejor película del 2016. Ambiciosa, alegre y optimista, la cinta te hará cantar, bailar, reír y llorar. El director ha convertido una premisa bastante simple en una tremenda experiencia para todos los sentidos, que constantemente te hace recordar y viajar a los tiempos de musicales clásicos como Singin’ In the Rain, Grease, Les demoiselles of Rochefort, West Side Story y hasta Moulin Rouge! El trabajo de cámara es impresionante, mientras que la fotografía, llena de colores brillantes que acaparan el recuadro, es magnífico. ¿Y esa secuencia de apertura en pleno tapón en un elevado de un expreso de Los Ángeles? Increíble.

Emma Stone (Birdman) y Ryan Gosling (Drive) son maravillosos en sus respectivos papeles. Además de tener gran química entre si y tener actuaciones solidas como de costumbre, ambos impresionan grandemente en su desempeño al cantar, bailar y/o tocar instrumentos musicales. Su dinámica es muy creíble, y ambos contienen tanta carisma que se comen la pantalla grande.

La música de La La Land es el gancho más grande del filme. Sin ella por supuesto nada funciona. Desde que comienza a sonar “Another Day of Sun” en la sensacional secuencia de apertura (de una sola toma), ya uno está envuelto en todo lo que sigue después. Canciones como “City of Stars”, “Someone in the Crowd” y “Audition (The Fools Who Dream)”, de seguro se quedaran sonando contigo luego de ver el filme. El compositor Justin Hurwitz botó la bola, y de seguro se encamina a ganar un premio Oscar por su trabajo aquí.

Lo malo…

Mi única queja de la cinta es la simplicidad de su historia. El guión, escrito por el director mismo, no es nada del otro mundo. Aunque es encantador y funciona perfectamente como base para todo el aspecto musical, el mismo deja bastante que desear en cuestión de profundidad de los temas y/o capas de complejidad de los personajes. Incluso, el segundo acto sufre los efectos de esta sencillez, y se siente como si por un segundo el guión perdiese tracción y se estancara en exposición, olvidándose de su pedigrí de números musicales.

En fin…

La La Land es un hermoso homenaje moderno a los musicales clásicos de antaño y una carta de amor a todas esas personas que luchan por seguir sus sueños. Espectacularmente dirigida e incluyendo sensacionales actuaciones por Emma Stone y Ryan Gosling, La La Land revitaliza un género hace tiempo inactivo a través del poder de la canción y el baile, los sueños y el amor. En mi libro, La La Land es la mejor película del 2016.

La La Land estrena mañana en cines de Puerto Rico.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *