Entrevista: Sarah Wayne Callies de THE OTHER SIDE OF THE DOOR

unspecified

Sarah Wayne Callies tiene un desconcertante talento para captar el espíritu de su tiempo. En el 2005, cuando Prison Break era el programa más popular en la televisión, ella apareció como la doctora Sara Tancredi, la atribulada médica residente en la Penitenciaría Estatal Fox River. Cinco años después ella está escapando de los zombis como Lori Grimes en el popular programa de la televisión actual, The Walking Dead. Enseguida, ella está al frente del drama de alienígenas de gran presupuesto, Colony; el proyecto más reciente del enorme talento de la televisión y co-creador de Lost, Carlton Cuse.

Sara claramente conoce un buen proyecto cuando lo ve y se unió al elenco del drama de terror DEL OTRO LADO DE LA PUERTA, dirigida y escrita por el director británico Johannes Roberts (Roadkill, Storage 24) y producida por el director del ‘Splat Pack’ Alexandre Aja (The Hills Have Eyes, High Tension. Ella estelariza como la atribulada madre, Maria, cuyo estilo de vida idílico en la India con su marido Michael (Six Feet Under, y Jeremy Sisto de Law & Order) queda hecho pedazos cuando sale con su auto fuera del camino y cae en un río. Con los dos niños asegurados al asiento trasero, se le acaba el tiempo y tiene que tomar una decisión entre salvar a uno de los niños u al otro. Finalmente es su hijo el que muere. Sobrecogida por la pena, su ama de llaves india le dice que puede hablar con su hijo una última vez si espolvorea sus cenizas en los escalones de un templo místico en los bosques del Sur de India. Una vez ahí, ella se debe de encerrar dentro templo y cerrar la puerta tras ella. Sólo hay una regla que cumplir: Sin importar lo que él haga, cuando aparezca el espíritu de su hijo no puede abrir la puerta.

“Pienso en Maria como una mujer que está perdida en el dolor,” nos dice desde su casa en Vancouver. “Ella ha perdido todo lo que la sostiene. Maria le teme a su hija pues cada vez que la ve le recuerda el fracaso con su hijo y está a miles de kilómetros de distancia de cualquier familiar o amistad que la pudieran haber apoyado en su hogar nativo.

Graduada de la Escuela de la Ivy League, Dartmouth College, Sarah creció en Hawái y siguió hasta conseguir una Maestría en las Bellas Artes en el National Theater Conservatory de Denver. Ella aporta una innegable inteligencia a sus papeles y se mete de lleno en los personajes que interpreta.

“Creo que Maria resulta una extraña hasta para sí misma”, nos dice.   “Su vida ha sido extraordinaria, con un esposo exitoso y se encuentra criando a sus hijos en una cultura distinta; probablemente esté muy orgullosa por lo que les puede brindar en términos de la amplitud de su mundo. Viven en una hermosa casa y creo que eran muy felices, pero luego, una hora en su vida cambió todo eso.”

Sarah cree que Maria se ha convertido en una mujer que despierta todas las mañanas rogando poder morir pues a ella simplemente no le importa lo que le pase.

“Ella tan solo está desesperada por algo que le alivie la pena y la culpabilidad,” nos dice. “Creo que realmente cree que su esposo y su hija estarían mucho mejor sin ella; así que emprende esta travesía esperando a medias que jamás regresará.

Cuando uno hace una película como ésta, en donde es por partes iguales una película de horror y una tragedia familiar, ¿se aproxima usted a ella más como una película de género o como un drama?

Creo que esos límites están empezando a desaparecer… el del género vs. el drama familiar. Creo que hubo un momento cuando decir ‘género’ era una manera gentil de decir ‘Esto no es en realidad algo muy bueno’; algo así como decir ‘los actores, el guión y el director no son muy buenos’. Así que en vez de decir ‘lo único que tiene a su favor esta película es que es ‘atemorizante’ mejor la llamamos una película de ‘género’’, es tan solo una manera amable de clasificarla. Creo que esto ya está dejando de ser cierto pues las audiencias ya no están divididas entre las personas que ven las películas de Woody Allen y las que ven los filmes de George Romero: las audiencias ahora están buscando una poderosa y personal historia en todas las narraciones; bien se trate de zombis, de fantasmas o vampiros. Me aproximé a ésta película de la manera en que me aproximaría a un guión dramático de cualquier tipo, no hice ningún ajuste en mi preparación.

¿Qué fue lo que la atrajo específicamente?

En parte fue la oportunidad de filmar en la India. Nunca antes había estado ahí y creo que la India es un poderoso personaje en la historia y eso me resultó fascinante. Así mismo, ésta película es un relato precautorio acerca del imperialismo espiritual. Es una película acerca de una mujer que decide llevar a cabo un desconocido ritual sin tener conocimiento de la cultura o de la misma práctica y todo resulta horriblemente equivocado. Creo que es un interesante conjunto de circunstancias para explorar estos momentos en que veo a la gente escogiendo solo lo que le gusta de cada religión.

Sin embargo ella emprende ese camino debido a su total desesperación y tristeza por la pérdida de su hijo, lo cual es algo que estoy seguro con los que todos se pueden identificar.

De manera absoluta. Antes que nada no creo que pueda interpretar a un personaje con el cual no me identifico, pero además del aspecto espiritual, ésta también es una historia acerca de la manera en que la pena y la locura están tan cerca una de la otra. Como alguien quien ha perdido a gente yo diría que la pena es una forma de locura, pues a diferencia de muchas otras emociones, no es lineal. Uno puede estar bien durante seis meses y luego tan solo te vuelves loco y tomas el teléfono para hablar con alguien quien ha estado muerto durante el último año. La desesperación de alguien que, no solo ha perdido un hijo, sino que se siente culpable de la pérdida de ese hijo, esa es realmente una persona que es capaz de todo. Suceden muchas cosas en ésta película durante las cuales Maria realmente siente que se está volviendo loca.

Como madre de dos niños este debió de haber sido un papel particularmente difícil de interpretar para usted.

De seguro que esa fue la peor parte. El día que filmamos el accidente de auto, estaba a medio mundo de distancia de mi familia y mi hijo era extremadamente joven, así que antes de ir a trabajar ese día busqué por Skype a mi marido y le dije “Voy a necesitar ver todas sus caras en el segundo que regrese de trabajar.” Para alguien con niños, es lo peor que te puede suceder en la vida y creo que eso es en parte la razón por la cual ésta película tendrá resonancia con la gente.

Johannes (Roberts, director) no tenía hijos en ese momento y había escenas que repasábamos en dónde él diría ‘Esto es lo que escribí, ¿pero cómo piensa que esto funcionaría si usted tuviera un hijo de ésta edad?’ Él estuvo maravillosamente abierto a ese tipo de colaboración.

Usted ha mencionado la escena del accidente de auto: eso debió de haber sido algo increíblemente estresante de filmar.

En una escena con muchos efectos especiales prácticos; siempre hay una enorme parte de la actuación que hacen por usted. Es decir, cuando te ponen en un auto en un foro de sonido con una alberca gigante y empiezan a llenar esa alberca con agua, tu cuerpo tiene una respuesta fisiológica a eso que no tiene nada que ver con la actuación. No estás fingiendo que estás mojada y que solo tienes diez centímetros de aire por encima de la cabeza. Creo que ha sido la primera vez en que he estado verdaderamente claustrofóbica en un set. Fueron realmente muy buenos al sacarnos de ahí y darnos unos descansos, no tan solo porque estábamos en el auto con agua, sino porque había un muro de camarógrafos en trajes de buzo y cámaras acuáticas frente a nosotros. Así que cuando tenía esos momentos de ‘¡tengo que salir de aquí!, ¡tengo pánico!, realmente no había a dónde ir. Fue una de las escenas más difíciles que filmé en la película y quizás en toda mi carrera.

Entiendo que Johannes estaba en el auto con usted.

Dios lo ame. Él estaba teniendo dificultades comunicándose y gritando desde arriba de la alberca, como a una altura de diez metros. Tengo un recuerdo muy claro de esto pues me resulta una imagen tan rara y de alguna manera era algo tan apropiado para un inglés en la India. Ahí estaba él, rodeado por todo nuestro equipo de filmación indio que vestía sandalias, pantalones cortos y equipo de buceo, luego tenemos a este inglés pálido con un reloj Rolex y una camisa de vestir rosa y un par de pantalones vaqueros. Tan solo se quitó los mocasines y entró caminando a la alberca con nosotros. Le dije ‘¿No deberías de quitarte el reloj?’ — el cual me pareció más caro que cualquier otra cosa que yo posea — y él me vio y me contestó con su brillante flema inglesa, ‘Sarah, es un Rolex’.

Dicen que nunca debes de trabajar con niños y animales y usted hace ambas cosas en ésta película. ¿Cómo resultó eso para usted?

¡Era como estar en casa! Yo estoy muy confortable con eso. Lo que es hermoso en los niños es que nadie ha arruinado su trabajo con tonterías acerca de la técnica. Ellos tan solo hacen lo que hacen y de esa manera pueden ser las mejores personas con las cuales trabajar. Ellos tan solo se presentan y empiezan a trabajar. Le garantizo que los niños que interpretaron a mis hijos durante la escena del accidente de auto no necesitan ir a sus casas para procesar la escena emocionalmente. Actuaron sin contra pisas.

Como en muchas otras películas de horror, los niños en DEL OTRO LADO DE LA PUERTA son re-imaginados para ser particularmente atemorizantes. ¿Porqué son los niños un instrumento tan útil en este tipo de películas?

Nuestra expectación de los niños es ‘Vamos a jugar, vamos a divertirnos, vamos a imaginar.’ Mis niños jamás son los que me dicen ‘Regresa a tu oficina y ponte a trabar.’ Mis niños son los que dicen ‘Está nevando, ¡vamos a construir un fuerte y pelear a almohadazos!’ Dependemos de los niños para que nos inspiren, nos deleiten y nos sorprendan con sus actos caprichosos. Así que para que un niño sea poseído, para que se convierta en alguien malvado, algo en eso se siente como un crimen en contra de la naturaleza.

¿La han llegado a espantar sus propios hijos?

Mi hijo está en la edad en que no puede salir de su cuna, así que hace un par de semanas lo bajé de ahí para que se tomara una siesta; estaba sola en la casa trabajando con muy computadora portátil y pasa media hora cuando oigo chillidos y golpes por el piso. Doy la vuelta y me hijo está parado justo detrás de mí. Tan solo se me queda viendo y ninguno de nosotros dice nada de momento pero le juro por Dios que mi corazón se detuvo. Luego él realmente murmuró muy calladamente ‘Buenos días mamá’ ¡y nadie jamás me ha contado algo más atemorizante que eso en mi vida! Durante ese segundo pensé ‘Eso es todo, es el último día de mi vida y él va a sacar un cuchillo.’ Es por esto que no veo películas de terror. Se debe a que las demás experiencias que tengo con él han sido con un encantador niño pequeño que se sienta en mi regazo y lee libros.

Como ya lo mencionó, usted estuvo alejada de sus niños mientras filmaba esto, ¿cómo fue su experiencia en la India?

India es un lugar de locos… es el hogar salvaje de los opuestos: hay un nivel de artesanía, trabajo y arte que es asombroso, y luego también hay tan solo caos. Fuimos con un pequeño equipo de filmación a las áreas marginadas para filmar durante un par de días y había cientos de niños que nos observaban desde las azoteas. Si volteaba para arriba para saludarlos todos empezaban a aplaudir y saludar — fue algo maravilloso. No tengo un análisis consciente de todo eso pero fue algo masivo y profundo y estoy tan agradecida de haber tenido esa experiencia. Además, un set de filmación es un gran lugar para llegar a conocer gente, así que comía con todo el equipo de filmación.

Hay algo así como un tema mortuorio en su trabajo. The Walking Dead desde luego, su siguiente drama This Is Your Death, y ahora DEL OTRO LADO DE LA PUERTA. ¿Es esto una coincidencia?

¡Me encantaría hacer comedia! Le rogaría a Amy Schumer que me dejara interpretar un pequeño papel en su próxima película. La comedia no es en lo primero en lo que piensa la gente cuando piensa en mí, y en realidad no necesito sufrir en cada trabajo; es tan solo que así han resultado las cosas. Empecé en el teatro y no era mi intención terminar en la televisión o en las piezas de terror; pero mientras más trabajo en esto más agradecida me siento, y más siento que una buena narrativa es lo mejor que pueda haber. Es tan sencillo como eso.

(Suministrada por 20th Century Fox / por Tony Horkins)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *