Reseña: STAR WARS: THE FORCE AWAKENS ★★★★½☆

star-wars-the-force-awakens-daisy-ridley-john-boyega-600x251

Las películas de Star Wars (trilogía original) son una de las razones primordiales de que hoy día este servidor este involucrado de una manera u otra con esto del séptimo arte. Más que nada, fueron vitales a mi evolución como cinéfilo y despertaron en mi una inmensa pasión por el medio. Desde pequeño (y gracias a mis padres) fui introducido a esta galaxia muy, muy lejana, en donde el lado de la luz batallaba el lado oscuro, héroes confrontaban villanos, y la imaginación no tenia limites. Recuerdo como si fuera ayer, de niño recreando con mis figuras de acción las diferentes aventuras incluidas en estas queridas películas. Y recuerdo como junto a mi hermano, nos inventábamos un futuro a nuestro gusto, para cada uno de estos personajes, partiendo de lo que ya sabíamos de ellos hasta ese momento.

Hoy, más de 30 años después de Return of the Jedi (1983), este futuro imaginario se convierte en realidad con el estreno de Star Wars: The Force Awakens, la séptima entrega de la saga y uno de los filmes más anticipados de la historia. Nunca pensé que tendría la oportunidad de ver cuantas de estas aventuras y eventos mi hermano y yo en realidad acertamos. Hoy, la fuerza ha despertado nuevamente.

star_wars_episode_vii_the_force_awakens_2015-2560x1440

Lo bueno…

The Force Awakens logra majestuosamente su misión en mano. El balance que su director J.J. Abrams (Super 8, MI3) y coautor Lawrence Kasdan (The Empire Strikes Back) han logrado entre la nostalgia y la novedad, es asombrosa, perfecta y digna de admirar. Similar a lo que Creed logró más temprano este año, The Force Awakens revitaliza la franquicia al pagar respeto a lo que vino antes, mientras que nos introduce a un nuevo mundo que carga con ese mismo ADN. La vieja guardia y la nueva se conocen, abriendo las puertas a nuevas aventuras – para nuevas generaciones. The Force Awakens funciona como un tipo de “greatests hits”, evocando muchos de los elementos agradables y memorables de la saga completa. La cinta esta repleta de ese gran humor sincero y sentido de aventura y magia, que muchos extrañamos al estar ausente de las flojas precuelas. Las secuencias de acción son emocionantes – las de gran escala, como las más personales. El filme también incluye unos momentos dramáticos impactantes, reveladores y en algunos casos llenos de ternura. Abrams nos a entregado tremendo regalo de Navidad por adelantado, y merece gran parte del crédito por esto.

En cuestión de las actuaciones, todo el elenco hace muy buen trabajo. Ver a los actores de la trilogía original, principalmente a Harrison Ford, Carrie Fisher, Mark Hamill, es memorable y emotivo. Cada uno regresa a su papel como si nunca lo hubiese soltado. En especifico, ver a Ford nuevamente con su vieja chaqueta y pistola, interpretando a Han Solo, es realmente cuestión de leyendas. Su participación aquí es vital al éxito del filme.

Ahora, es la nueva generación de actores (mayormente desconocidos), uno de los fuertes más grandes de la cinta. La hermosa e impresionante actriz Daisy Ridley es sensacional como Rey, convirtiéndose en una estrella ante nuestros ojos. John Boyega (Attack The Block) es tremendo como Finn, un personaje inseguro de si mismo, pero que quiere hacer lo correcto. Boyega hace tremendo trabajo funcionando como el personaje que nos representa (la audiencia) en la película. El mismo le añade mucha energía al filme, al igual que bastantes risas. Ambos tienen excelente química entre si, y compartiendo el recuadro junto los actores veteranos. Instantáneamente nos enamoramos de sus personajes.

El actor Adam Driver (Inside Llewyn Davis), interpretando al villano Kylo Ren, es una revelación. Para mi sorpresa, su personaje termina siendo uno de los más interesantes y refrescantes de la saga entera. El mismo es mucho más que un Darth Vader 2.0. Aquí, Driver es sensacional mostrando las diferentes capas de la personalidad de esta nueva amenaza. Su personaje es muy complejo, y gracias a esto, se convirtió en uno de mis favoritos. Y por supuesto, si el adorable y comiquísimo BB-8 ya había reclamado su posición en nuestra cultura popular antes del estreno, luego de verlo en acción, se robará el corazón de todos con mucha facilidad. BB-8 es todo lo que uno quería que fuera, y más.

La producción entera es magnífica. La mezcla de efectos prácticos y digitales es increíble. Abrams nos entrega una película hermosa en cuestión de lo técnico. La cinematografía, el diseño de sonido, los vestuarios, la banda sonora de John Williams, etc. – todo es sensacional. Básicamente es el mundo de Star Wars, como los fans siempre han deseado verlo – actualizado a nuestros tiempos, gracias a los avances técnicos y modernos.

Ah, y ese “opening crawl”… ¡Simplemente sensacional!

Lo malo…

The Force Awakens, al igual que todas las demás entregas, no es perfecta. Tiene sus fallos también. Uno de los más notables, es que al ser un filme que depende de unir la nostalgia y la novedad, cae presa a que se sienta similar en varios instantes a lo que ya vino antes. Por ejemplo, la formula de la trama evoca fuertemente la de otros episodios mismos dentro la saga. Aunque esto no es nada malo, si tengo que aceptar que ocurren cosas (“beats”) que de una manera u otra ya hemos visitado anteriormente. Por ejemplo, muchos posiblemente la tildarán mayormente como un remake o reboot de A New Hope (1977). Yo estoy de acuerdo con esto, pero no a un punto tan extremo.

Otro ejemplo sería, que The Force Awakens no se toma mucho tiempo en explicar o dar información acerca de lo que ha transcurrido estos últimos 30 años desde que nuestros héroes festejaban en Endor luego darle un gran golpe al Imperio. Es posible que para muchos esto sea una puerta a la frustración. Personalmente, lo prefiero así. Es más que probable, que el plan es contestar estas preguntas en las próximas secuelas que vienen por ahí. No siempre hay que contestar todo.

Otro fallo de The Force Awakens es que debido a la cantidad de personajes nuevos y viejos que son presentados, varios son dado de codo. Aunque la mayoría tiene su momento de brillar en la pantalla grande, otros pasan desapercibidos. Por ejemplo, el personaje de Captain Phasma, que prometía mucho basado en los adelantos, es una de las victimas notables.

image_b654d32e

En fin…

Star Wars: The Force Awakens es mi película favorita del año. De primera instancia, diría que es la mejor entrega de la saga desde The Empire Strikes Back (1980). La misma no es perfecta, pero es el filme que sin duda necesitábamos, especialmente luego de las decepcionantes precuelas. Cómica, llena de acción y un fracatán de sentimiento, The Force Awakens logra el perfecto balance entre la nostalgia y la novedad – lo “old school” que amamos de la trilogía original, con los mejores elementos del cine de hoy día. La fuerza ha despertado nuevamente, y definitivamente es fuerte con esta entrega.

Mi ranking de la saga (hasta el momento):

  1. Episode V – The Empire Strikes Back
  2. Episode IV: A New Hope
  3. Episode VII: The Force Awakens
  4. Episode VI: Return of the Jedi
  5. Episode III: Revenge of the Sith
  6. Episode II: Attack of the Clones
  7. Episode I: The Phantom Menace

¡Vayan a verla al cine! ¡Altamente recomendada!

star_wars_episode_vii__the_force_awakens_ver3_xlg

2 Responses to “Reseña: STAR WARS: THE FORCE AWAKENS ★★★★½☆”

  1. Arely says:

    Lo único malo que le vi es que separan a Chew de Han, hacían un muy buena mancuerna pero bueno así es la vida real, las personas se tienen que ir algún día. No es nuevo decir que la saga de Star Wars es de lo mejor en la historia del cine, se agradece que las personas involucradas hicieran posible una nueva entrega. Por cierto, la van a pasar por HBO les comparto los días y horarios http://hbomax.tv/movie/TTL607247 las películas de Star Wars son tan buenas que nunca nos cansamos de verlas una y otra vez. Que tengan buen día y que la fuerza los acompañe!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *