Entrevista: Dylan O’Brien de MAZE RUNNER: THE SCORCH TRIALS

wJT8j6bV6h42CmC649SITukcrLtWKUeqVpn0Vs5UKvw,ALHo9piihmql2ktPJ8sRtI60lOPwSnt-cDJ_atLA8Y8,baVk5xayXSw0WJM66Wiwz_o5MzYcexj2flBUr9JUTlg,JX_7nXY-3YSS6viL0OOm97j6cOARwd-CEpjAawM4i48

Al comienzo de MAZE RUNNER: CORRER O MORIR – la primera película basada en la exitosa serie de novelas para adultos jóvenes de James Dashner – el personaje de Dylan O’Brien, Thomas, despertó en medio de un misterioso laberinto, sin memoria de su pasado, y se encontró atrapado con una pandilla de adolescentes desesperados por escapar de su prisión de concreto. Retoma el papel en MAZE RUNNER: PRUEBA DE FUEGO, en la que Thomas, habiendo escapado del laberinto, descubre que el mundo fuera de sus paredes podría no ser la idílica libertad que había esperado.

El actor nacido en la ciudad de Nueva York será instantáneamente reconocible para los millones de fans del programa de MTV, TEEN WOLF. El actor de 23 años interpreta a Stiles en el exitoso programa, que está libremente basado en la película cómica de 1985 del mismo nombre. Con MAZE RUNNER: CORRER O MORIR, que obtuvo recibos mundiales en taquilla en exceso de 340 millones de dólares, O’Brien se ha convertido en uno de los actores más populares de su generación.

Creció en Nueva Jersey, pero se mudó con su familia a Hermosa Beach cuando tenía 12 años. Comenzó a subir videos cortos cómicos a la entonces naciente plataforma de YouTube a los 14 años, y obtuvo un papel en una serie de internet que llevó a una oferta de representación. O’Brien había estado persiguiendo su sueño de convertirse en locutor de deportes cuando encontró la actuación, que dice que cambió su vida.

Como Thomas, O’Brien es los ojos del público en MAZE RUNNER: CORRER O MORIR, forzado a una solución imposible y trabajando incansablemente por sus compañeros “Gladers” – como se llama a sí mismo el grupo. Cuando empieza MAZE RUNNER: PRUEBA DE FUEGO, Thomas y los Gladers se encuentran en el Scorch – un desolador mundo exterior que contiene tantos terrores como el laberinto del que escaparon, si no es que más.

Con nuevas preguntas y desafíos esperando a Thomas, MAZE RUNNER: PRUEBA DE FUEGO lleva la aventura a un nuevo territorio. Desde el set de la película en Albuquerque, Nuevo México, O’Brien nos cuenta lo que viene.

¿Dónde encontramos a Thomas al comienzo de esta película? ¿Qué desafíos le esperan?

Muchos, básicamente. Pensó que todo había terminado, pero está descubriendo que no y que de hecho podría empeorar. Los guio fuera del laberinto, y ya están afuera, habiendo perdido a algunos de los suyos, pero el hecho de que no es lo que esperaban en lo absoluto es un gran peso sobre sus hombros. Le hace algo a la mente de una persona, creo, y te hace un poco más frágil. Thomas tiene que luchar contra eso. Se vuelve sobre él tratando de mantener esa fuerte presencia de liderazgo y que todos se sigan moviendo, a pesar del hecho de que se siente culpable y mal por la situación.

El desafío es: es un mundo completamente nuevo ahora. No es sólo el laberinto y los Grievers, y resolver una sola cosa. Están algo perdidos, y es interesante también porque ya no tienen que permanecer juntos. Ya no están confinados al mismo espacio. Pero eligen quedarse juntos, porque, creo, sienten que deben hacerlo. Es interesante, porque físicamente no tienen que hacerlo. Ya están afuera en el Scorch y puedes ver lo que le pasó a este mundo y por qué los colocaron en ese laberinto. Y qué hay en ellos que persigue la gente.

Para Thomas hay mucha culpa. Mucho cuestionarse a sí mismo y tratar de digerirlo y tratar de mantenerse fuerte en sus creencias, más importantemente. Sigue queriendo proteger a todos y no puede con la idea de perder a nadie más. Cuando Chuck murió en la primera película, eso lo mató, y es algo que nunca olvidará. Afectará por completo cada decisión que tome de ahora en adelante. Influenciará completamente su liderazgo sobre estos chicos.

¿Y las relaciones de Thomas? En la primera película tiene una historia clara con Teresa, ¿pero sus afectos están divididos esta vez?

Lo que me gusta de eso es que no es una trama prototípicamente romántica, pero creo que hay algo ahí que le encantará a los espectadores. Es algo interesante para los lectores del libro: saben que en ésta las decisiones que toma Teresa hacen que choque un poco con Thomas. Al mismo tiempo hay un nuevo personaje femenino, Brenda, que llega a proporcionarle una conexión también. Tuvimos mucho cuidado de no cargar demasiado el lado del romance, porque la historia no lo pide, pero eso es lo que lo hace interesante para mí. 

¿Cómo está el ambiente en el set? ¿Es diferente de la primera película?  

Sí, ahora es horrible [se ríe]. No, es lo máximo – eso es lo brillante de regresar y hacer esto, que todos nos divertimos tanto en la primera y verdaderamente somos una familia. Regresar y hacer la segunda es lo máximo; el ambiente es estupendo. Hay ciertas cosas que son muy familiares. Todos estamos de regreso juntos, otra vez tenemos a Wes. Nos quedamos en la misma cadena de hoteles que en Baton Rouge, y ese tipo de cosas hace que se sienta igual. Cuando se trató de estar en el set y trabajar, esos días sí fueron muy diferentes. Se sintió como una versión más grande de lo que hicimos la primera vez. Se abre mucho más en términos de los personajes y el ámbito. Para el público, creo que lo sentirán demencialmente diferente.

¿Hay un ritual de bienvenida para los nuevos actores?

No, todo mundo ha encajado muy bien, es como si estuvieran con nosotros desde la primera. Ha sido genial tener a Jacob Lofland y Rosa Salazar con nosotros, y todos nuestros nuevos actores adultos como Giancarlo Esposito y Alan Tudyk. Es una gran vibra – siempre lo es y espero que siempre lo sea. Hace más fácil trabajar.

Pareces haber desarrollado una gran relación en el set con Rosa Salazar. Se ríen mucho.

Sí, es chistosísima. Puedo estar en el set con ella todo el día y morirme de la risa. Encajó inmediatamente. Tiene mucha energía y es genial, estará lo máximo. Siempre me costó mucho trabajo imaginarme a la Brenda del libro. No sé por qué, pero nunca pude tener realmente una imagen definitiva de ella. Cuando leí con Rosa fue como, “Ay, ella es”. Es fabuloso; es algo fabuloso. Es un testimonio de lo que es ella y ya sé que va a estar lo máximo en la película.

¿La película será diferente visualmente? Filmaron la primera en Baton Rouge, Luisiana y ahora estamos en Albuquerque, Nuevo México. No podrías imaginar dos locaciones más diferentes.

Exacto. Será demencialmente diferente. Se verá como un mundo completamente diferente. Todo el mundo se abre y donde estábamos en la primera era un entorno muy confinado. Era un entorno construido y en la primera película realmente no ves cómo es el mundo de afuera, o lo que ha pasado. Lo descubres aquí. Es genial porque no es sólo el Scorch. No estamos sólo en un desierto toda la película. Tenemos el Scorch, tenemos a WCKD, tenemos la mansión, y el centro comercial. Estamos en una locación diferente cada semana. Es fantástico, porque hay mucha más variedad visualmente en ésta. Wes es buenísimo para eso, así que creo que se verá estupendo. Todo se ha visto demente hasta ahora. Siempre bromeamos, cada semana, que es como si estuviéramos filmando una película distinta. Es muy gracioso. Pero sigue siendo MAZE RUNNER y se sigue sintiendo la historia. Es sólo que se abre por completo.

¿Cómo crees que ha evolucionado Wes en su segundo largometraje? ¿Tiene más seguridad?

Creo que lo que es gracioso de Wes es que es exactamente el mismo. No ha cambiado en lo absoluto. Creo que tal vez sí tenga más seguridad, pero si es así ni cuenta te das. Es sutil si es el caso. Siempre ha sido el mismo tipo tranquilo y relajado. Sabe lo que quiere y sabe lo que busca. Y sabe qué hacer, francamente, desde el punto de vista de la actuación y el punto de vista visual. Sabe cómo hacer que se mueva la película, y sabe cómo mantenerlo interesante. Es genial verlo la segunda vez, porque son pequeñas mejoras por doquier. Ya lo tiene – ya es de los grandes – y continuará teniendo una gran carrera. Me tocó estar en sus primeras dos películas – eso es lo máximo.

¿Cómo ha cambiado tu vida desde que eres parte del gran mundo de las películas taquilleras?

Es el arte imitando un poco a la vida, después de MAZE RUNNER: CORRER O MORIR. El trabajo realmente no ha cambiado. Siempre seguiré siendo la misma persona como actor. Nunca tendré necesariamente una tonelada de seguridad dependiendo de las cosas que he hecho, y nunca diré, “Hombre, no puedo hacer esto para nada”. Simplemente nos estamos divirtiendo y le pongo mi mejor esfuerzo a diario. No siento más presión ni nada por el estilo. Pero me alegra mucho que le fuera bien a la primera película y supongo que hay más fans, pero no piensas en eso. Es difícil pensar en eso. Nuevamente, estamos todos aquí, divirtiéndonos, tratando de hacerlo lo mejor posible. Si te concentras en eso es mucho más fácil.

(Suministrada – Joe Utichi)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *