Reseña: TAKEN 3 ★½☆☆☆☆

124337_gal

Los detalles…

Año: 2015
Duración: 109 minutos
Género: Acción
Clasificación: PG-13
Director: Olivier Megaton
Guión: Luc Besson, Robert Mark Kamen
Cinematografía: Eric Kress
Música: Nathaniel Méchaly
Reparto: Liam Neeson, Famke Janssen, Maggie Grace, Jonny Weston, Forest Whitaker, Dougray Scott, Don Harvey, Al Sapienza
20th Century Fox
US

La trama…

La vida del ex-agente especial Bryan Mills (Liam Neeson) se ve inesperadamente truncada tras el brutal asesinato de su ex mujer. Tras ser acusado de su muerte, se ve obligado a huir de la implacable persecución de la CIA, el FBI y la policía. Una vez más, deberá usar sus “habilidades especiales” para hacer justicia, dar caza a los verdaderos asesinos y proteger lo único que le queda en la vida: su hija. (Filmaffinity)

124338_gal

Lo bueno…

No les voy a mentir. Esta tercera entrega sí tiene uno que otro momento divertido. Estos pocos momentos se deben gracias a que nuevamente revisitamos al personaje con “habilidades especiales”, del que nos enamoramos en la original del 2008. Es imposible negar lo “cool” y entrenido que es ver al veterano actor Liam Neeson como “Bryan Mills” a los 62 años, repartiendo galletas y patadas en la pantalla grande. Desde sus ingeniosos escapes, hasta sus conversaciones telefónicas con los villanos, Neeson sigue siendo el único aspecto redimible de lo que se ha convertido en una horrible trilogía de acción que debe acabar aquí.

Cabe mencionar que ver al antiguo equipo de combate y estrategia de “Bryan Mills” participar más en esta cinta, fue algo positivo. Siempre quise ver más de Mills junto a su grupo de “amigos especiales”.

Lo malo…

Mucho. Demasiado.

La dirección, nuevamente a cargo del francés Olivier Megaton (Transporter 3 y Colombiana), aquí es peor que la anterior – la cual no fue muy buena que digamos. Al parecer, Megaton todavía no ha evolucionado como director (perdón, aprendido), cometiendo los mismos traspiés que agobiaron la segunda entrega. Sus tiros y ángulos siguen siendo muy erráticos. Las secuencias de acción, continúan siendo un desmadre de “shaky cam”, tiros fuera de enfoque y una edición inestable. Verdaderamente, Megaton es quién merece mayormente la culpa por estrellar dicha franquicia.

El resto de la culpa recae en los horribles guiones que siguieron al primero. En esta ocasión, Luc Besson y Robert Mark Kamen nuevamente son los responsables por un guión vago y con gran falta de originalidad e inspiración. Taken 3 repite muchos de los mismos “beats” que las dos anteriores, para luego convertirse en un aburrido y barato “wannabe” de The Fugitive.  Lo siento, pero si entre tanto talento, lo más original que se les ocurrió (para justificar una tercera entrega), fue poner a “Mills” huyendo de la ley debido a un crimen que todos ya sabemos que no cometió, pues todo esto es una GRAN decepción. Por favor, no más.

Con excepción de Neeson, los demás personajes no tienen casi desarrollo, no son tan importantes y/o no aportan mucho que digamos. Forest Whitaker es malgastado, Maggie Grade no ha mejorado y Famke Janssen nuevamente es echada a una esquina.

124339_gal

En fin…

Taken 3 tiene uno que otro momento entretenido gracias a Liam Neeson – el único punto positivo y redimible de la franquicia. Ahora, la realidad es que no es una buena película. La dirección de Olivier Megaton es nuevamente muy mala, mientras que el guión de Luc Besson y Robert Mark Kamen nuevamente es vago, aburrido y muy decepcionante. Con excepción de “Bryan Mills”, los demás personajes no son memorables. Con Taken 3, el 2015 comenzó con el pie equivocado. Espero no sea un signo de lo que vendrá por ahí.

Taken > Taken 2 > Taken 3

taken_three_ver2

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *