Reseña: MARY POPPINS RETURNS

¿Quién iba a pensar que uno de los personajes más adorados del cine regresaría a la pantalla grande 54 años más tarde? Considerado un clásico, el musical original de Disney, Mary Poppins, estrenó en 1964 e instantáneamente fue aclamado por el público y los críticos. Incluso, la película fue nominada para 13 premios Oscar, logrando ganar cinco ese año. La actriz Julie Andrews obtuvo el Oscar de mejor actriz por su icónico papel. Ahora décadas más tarde, la famosa niñera y su paraguas nos visitan nuevamente en Mary Poppins Returns, secuela que estrena hoy en cines del país. 

En esta ocasión, Mary Poppins es interpretada por la actriz Emily Blunt y se une a ella Lin-Manuel Miranda, Ben Whishaw, Emily Mortimer, Colin Firth y Meryl Streep. Dirigida por Rob Marshall, la cinta está situada en el mismo lugar, 20 años después de la original. La secuela presenta a los hermanos Jane y Michael Banks, ya de adultos y con un serio problema en sus manos. Dicha situación causa que la legendaria Mary Poppins regrese a cuidar de los tres niños de Michael y darle una necesitada mano a la familia entera.

Lo bueno…

Con una secuela, siempre es difícil lograr igualar o al menos acercarse a algo que fue excelente hace muchos años, pero Mary Poppins Returns hace un buen trabajo intentándolo mientras se divierte en el camino. Y esto mayormente se debe a su tremendo elenco y su genial música. 

El acierto más brillante de la secuela es la participación de la actriz Emily Blunt como Mary Poppins. La actriz logra canalizar efectivamente la interpretación original de Julie Andrews, y al mismo tiempo inyectarle rasgos originales de ella misma al papel. La interpretación de Blunt trae un animo más guapero, seguridad de más y un aire misterioso. Blunt es simplemente perfecta como Mary Poppins. Mientras tanto el boricua Lin-Manuel Miranda luce cómodo como el farolero Jack, papel que rinde tributo al personaje Bert, que fue interpretado por Dick Van Dyke en la original. El boricua tiene varios momentos donde saca a pasear su gran talento para la rima y pone en exhibición su destreza para el rap. Ambos actores traen el encanto y sobresalen grandemente durante los temas musicales. Por último, cabe mencionar al actor Ben Whishaw, quien interpreta al adulto Michael y padre de los tres niños. Aunque en un papel secundario, Whishaw hace muy buen trabajo funcionando como el corazón de la secuela y siendo el centro de varios momentos tiernos y emocionales.

Otro gran acierto son los números musicales incluidos. Los temas nuevos incluyen melodías contagiosas brillantemente cantadas por Blunt y Miranda. En adición, los sets, vestuarios y la coreografía de baile que acompaña estos, son sumamente entretenidos, coloridos y bien producidos. Temas como The Place Where Lost Things Go, Can You Imagine That? y Trip a Little Light Fantastic sobresalen y de seguro se convertirán en favoritos del público. En adición, la banda sonora de Marc Shaiman genialmente hace referencia a los temas originales de los hermanos Sherman, provocando a la nostalgia asomarse a la ventana. 

Lo malo…

Eso sí, el fallo más marcado de la cinta es su gran dependencia en la nostalgia y como emula la original inmensamente. En cuestión de estructura, trama, locales y hasta villano, Mary Poppins Returns básicamente resulta en una fotocopia del plano de aquella primera película. Desde el mismo hogar hasta varios de los mismos personajes originales, y desde un gran problema que envuelve al banco nuevamente hasta una similar moraleja familiar, Mary Poppins Returns es un gigante eco de la cinta original.

Esta dinámica también aplica a los números musicales. En la original Mary Poppins cantó junto a los niños mientras recogían su habitación y aquí lo hacen mientras los niños se preparan para tomar un baño. En la del 1964 el grupo cantó dentro de una sección animada del filme y aquí lo hacen nuevamente. ¿Recuerdan el numero musical con los deshollinadores? Pues aquí es junto a un grupo de faroleros. En si, Mary Poppins Returns es para Mary Poppins lo que The Force Awakens fue para Star Wars.

En fin…

Mary Poppins Returns resulta en una encantadora secuela al clásico adorado, que respeta lo que vino antes y se apoya grandemente de la nostalgia. La misma satisfará a la mayoría de los fans de la original y al mismo tiempo hechizará con su magia a una nueva generación. Mary Poppins Returns es una perfecta opción para toda la familia durante estas navidades. Spit spot! 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *