Reseña: FANTASTIC BEASTS: THE CRIMES OF GRINDELWALD

El hechizo se ha disuelto y la espera ha terminado. Hoy miles de fans boricuas podrán adentrarse al mágico mundo de Harry Potter con el estreno de la secuela Fantastic Beasts: The Crimes of Grindelwald.

Situada después de los eventos de Fantastic Beasts and Where to Find Them de 2016, sigue a Newt Scamander y Albus Dumbledore mientras intentan acabar con el mago oscuro Gellert Grindelwald, quien busca gobernar a los seres no mágicos.

Dirigida por David Yates y protagonizada por Eddie Redmayne, Johnny Depp, Katherine Waterston y Jude Law, esta es la segunda de cinco entregas que sirven como precuela a la saga de Harry Potter.

Un acierto continúa siendo el protagonista y una figura importante en la guerra que se avecina. Su autora J.K. Rowling encuentra una manera razonable de mantener vigentes a los animales fantásticos y amigos de la primera cinta, justificando su participación ahora y en lo que viene.

En cuestión de actuaciones, todo el reparto está en su punto. Redmayne enamora con su peculiar zoológico, mientras que Law es estupendo como el joven Albus Dumbledore. Depp por su parte, se roba el show como el villano titular Gellert Grindelwald, ofreciendo una de sus mejores interpretaciones en años, alejada de la caricatura y respaldada en un trasfondo complejo. La relación entre Dumbledore y Grindelwald será uno de los atractivos de la serie.

No obstante, la propuesta tropieza en su guion desordenado, que incluye demasiados personajes desechables y subtramas que llevan a la confusión. Rowling deshace varios resultados del filme original y se enfoca en preparar la mesa para lo próximo. En adición, el misterio central resultará anticlimático para algunos.

Efectos visuales de primera clase y un elenco de primera, esta secuela de seguro complacerá a fans de este mundo mágico, dejándolos con más preguntas que respuestas y con ansias de ver la próxima, en noviembre 2020.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *