Entrevista: Rami Malek, protagonista de BOHEMIAN RHAPSODY

Joseph Mazzello, Rami Malek, Gwilym Lee

El protagonista de Bohemian Rhapsody destaca cómo el vocalista de Queen ha marcado su vida en múltiples aspectos.

“Estoy bajo presión”, responde el actor Rami Malek para describir el filme Bohemian Rhapsody. Su expresión hace referencia a la popular canción Under Pressure de Queen, así como a la responsabilidad que le representó, dar vida al legendario vocalista de la banda británica, Freddie Mercury.

CineXpress tuvo la oportunidad de participar de la conferencia de prensa virtual en donde Malek, – de 37 años y mejor conocido por su trabajo en películas como Night at the Museum y las series de televisión The Pacific y Mr. Robot -reveló detalles del proceso de realización del filme biográfico, en cartelera en la Isla desde el pasado jueves. La película dirigida por Dexter Fletcher cuenta además con las actuaciones de Gwilym Lee, Ben Hardy y Joseph Mazzello.

En Bohemian Rhapsody interpretas a un icono. ¿Cómo se logra sin caer en la imitación?

Siempre fui muy consciente de no imitarlo. Creo que aportando algo de mí mismo de alguna manera y no perderte de vista a través de todo esto. Pensando que su historia podría ser universal. Creo que cuando piensas en Freddie Mercury, es lo más cercano que tienes a un superhéroe de la vida real. En realidad, se pone una capa cuando está en el escenario, y tienes la sensación de que Farrokh Bulsara puede saltar fácilmente en una cabina telefónica y salir como Freddie Mercury. Es la experiencia de todos nosotros, sabiendo que todos somos capaces de hacer grandes cosas a pesar de que universalmente, todos somos simplemente seres humanos. Pero todos somos capaces de hacer algo especial y eso es lo que seguí recordándome.

¿Cuál fue el mayor reto que enfrentaste interpretándolo?

Creo que el obstáculo más difícil es que cada uno tiene su propia idea y aprecio por él. Todos tenemos nuestros propios recuerdos o hemos creado nuestros propios recuerdos de lo que Freddie Mercury es para todos nosotros. Él alcanza a todos de una manera única, incluyéndome a mi. Creo que es difícil pensar en lo mucho que significa para tanta gente. Simplemente, tuve que encontrar una manera de acceder su humanidad. De quién era como alguien con quien me identificaba de joven, de alguien que lucha por descubrir su identidad y de alguien que está en conflicto por tantas cosas.

¿Qué te impresionó más de la historia y por qué?

Miras las canciones que existen en su catálogo y esa es su historia. Para mí con respecto a Freddie, creo que tienes a este joven que es un inmigrante, que lucha por identificarse y que fue intimidado y desafiado de muchas maneras cuando era niño. Desafiando su propia idea de lo que significa ser Farrokh Bulsara en Inglaterra para aquel momento. Luchando con su sexualidad en ese momento. Creo que el mayor logro es que puede salir y ser exactamente quien quiere ser frente a decenas de miles de personas a lo largo de su vida. Es un verdadero testimonio de la resiliencia humana y la perseverancia, de salir y hacer exactamente lo que quieras hacer sin importar lo que nadie te diga.

En términos del aspecto físico de tu trabajo, ¿qué fue lo más incomodo: los dientes, las pelucas o los tights?

Todos los días teníamos una selección de los atuendos más locos que podrías ponerte, pero todos fueron curados tan bien por Julian Day, que fue tan divertido salir de nuestro tráiler y competir por quién estaba mejor vestido. Y siempre lo fui yo. Fue especial tener una apariencia única de los años 70 y 80. Los dientes, por supuesto, fueron muy difíciles de usar al principio, pero ya al final me sentía desnudo sin ellos.

¿Qué impacto ha tenido este papel sobre ti?

Creo que la razón por la que existe con nosotros de la forma en que lo hace – de cuán poderosa figura es para todos nosotros – es porque todos tenemos un poco en común con él. Todos tenemos este sentido de querer ser vistos, ser entendidos y ser exactamente lo que queremos ser en el público. Y lo hizo frente a un público bastante grande. Lo que hace la película es que puedes ver aspectos tan íntimos de él, y hay aspectos aún más íntimos de los que pudimos ver en un lapso de dos horas. Hay aspectos de él, en su vida personal que son tan generosos y amables, y algunas cosas que hizo a puertas cerradas que me parecen tan impactantes. No hay manera de cuantificar lo que ha hecho por mí. Fue un privilegio y fue una verdadera alegría en mi vida en términos de actuación, poder interpretarlo.

Si hubieras tenido cinco minutos con Freddie Mercury antes de embarcar en este rol, ¿qué hubieras querido averiguar de él? 

No sabría qué hacer. Probablemente haya una serie de preguntas que quisiera hacerle, pero creo que solo lo escucharía durante cinco minutos. Ni siquiera perdería el tiempo haciendo una pregunta. Solo ver que tendría que decir desde el saque. No tengo duda de que me sentiría inundado de emoción, pero probablemente también terminaría riéndome.

Bohemian Rhapsody ya se exhibe en cines locales. Lee nuestra reseña aquí. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *