Reseña: VENOM

Este jueves llega a cines locales uno de los villanos más populares y oscuros de los cómics, Venom. Basado en el personaje homónimo de Marvel, a Venom se le mejor conoce como uno de los principales enemigos del superhéroe Spider-Man. En está ocasión, el famoso Avenger arácnido no tiene nada que ver con la cinta, la cual se enfoca completamente en presentarnos la historia de Eddie Brock, un periodista que entra en contacto con un simbionte alienígena que requiere de un huésped exacto para sobrevivir. Dirigida por Ruben Fleischer y protagonizada por Tom Hardy, Michelle Williams y Riz Ahmed, Venom está clasificada PG-13.

Lo bueno…

Entre los aciertos del filme, lo más sobresaliente es la relación y dinámica del protagonista Eddie Brock y su contraparte Venom. Esta extraña y alocada pareja, en donde dos entidades se encuentran en constante batalla, mantiene las cosas interesantes durante la mayoría de la cinta. Mientras Brock trata de mantener el control emocional y físico, Venom es quien comanda su cuerpo y lo usa para su propio beneficio. El resultado es un intercambio cómico y con cierto encanto.

Otro fuerte del filme es el diseño y visuales de Venom. Desde su apariencia física hasta la presentación de sus poderes, el simbionte no decepciona cuando aparece en pantalla. Esto incluye también sus sonidos y su voz. Ver a Venom desatar contra sus enemigos en varias secuencias de acción termina siendo muy divertido.

Lo malo…

Del lado negativo, el fallo más grande es su tono esquizofrénico. Venom trata de hacer demasiadas cosas y nunca realmente se decide por un camino. Por ejemplo, la cinta brinca bruscamente de horror a romance, y de violencia a comedia. Esto, junto a un diálogo cursi y hoyos en la trama, causan que Venom se sienta como una película tipo-B del género, nacida a finales de los 90.

Adicional a esto, actores de alto calibre como Michelle Williams y Riz Ahmed son completamente desaprovechados en sus respectivos personajes secundarios. Ambos hacen lo mejor con el material en mano, pero realmente son desperdiciados.

En fin…

Dicho esto, Venom aterriza muy lejos de ser un total desastre como muchos esperan. La misma decepciona, pero al mismo tiempo entretiene e incluye varios elementos muy buenos que brillan. El problema es que la vara para el género de superhéroes y cómics está tan alta hoy día, que Venom palidece en comparación grandemente.

OJO – Incluye escenas post-créditos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *