Reseña: SORRY TO BOTHER YOU

La mejor manera de describir la opera prima de Boots Riley, Sorry to Bother You, que estrena hoy en salas Fine Arts, es como un largometraje exquisitamente extraño. La película se siente como si una dirección de Spike Lee y un guión de Charlie Kauffman se encontrasen en una barra para crear algo nuevo y original. Esta comedia negra absurda narra la historia de un joven agente de telemercadeo afroamericano que adopta un acento blanco para prosperar en su nuevo trabajo. Protagonizada por los actores Lakeith Stanfield, Tessa Thompson y Armie Hammer, el filme está situado en Oakland, California.

Lo bueno…

Lo más sobresaliente de Sorry To Bother You sin duda es el talento en exhibición del cineasta Boots Riley, quien aquí debuta como director y escritor con su primer largometraje. Además de entregarnos una propuesta llena de risas, energía y ambición, Riley nos deleita con un fracatán de comentario sociopolítico. El mismo toca temas como el racismo, trabajo laboral, esclavitud, amistad y la codicia corporativa. En su esencia, Sorry To Bother You es una inteligente, alocada y oscura sátira, con algunos rasgos de fantasia, ciencia ficción y horror. El filme, como Riley, tienen mucho que decir, y la mayoría de esto ofrece gran pegada. La cinta provoca risas, pero detrás de estas risas existe dolor y rencor real. Y al final del día, este es el aspecto más interesante y llamativo de la película.

Otro fuerte de la película son las actuaciones de Lakeith Stanfield y el resto del elenco. Stanfield, quien interpreta al joven Cash, es buenísimo en los momentos de comedia reaccionaria y de pura confusión. Su química con la actriz Tessa Thompson, quien interpreta a su novia Detroit, es excelente también. Thompson continúa demostrando lo buena que es, siguiendo su trabajo reciente en WestWorld, Thor: Ragnarok y Annihilation. Mientras tanto, el actor Armie Hammer se roba el show cuando aparece en escena como Steve Lift, CEO de la compañía WorryFree. Sus escenas junto a Stanfield son de las mejores del filme.

Lo malo…

Ahora, uno de los fallos del filme recae sobre la misma ambición exhibida por Riley. El director entendiblemente trata de hacer demasiado con su primera cinta. Como dicen por ahí, el mismo quizás “se metió a la boca más de lo que podía masticar”. Y esto se nota en varias subtramas que no ofrecen nada y pudieron ser cortadas en una mejor edición. Por ejemplo, un triangulo amoroso entre Cash, Detroit y Squeeze no añade nada de impacto a los procedimientos y pudo ser obviado.

Otro desacierto es el tercer acto del filme. Es aquí en donde a Riley se le va de las manos todo lo que lleva balanceando desde el principio. La ejecución de este se siente apresurado y sin completo control.

En fin…

Sorry to Bother You no tan solo es una de las ofertas más intrépidas y originales del año, sino que también es una de las mejores películas del 2018. Su director y escritor, Boots Riley, logra tremendo debut, convirtiéndose automáticamente en una de las nuevas voces únicas y con visión en Hollywood, que hay que velar de ahora en adelante. Cómica, extraña, confrontacional y subversiva, Sorry To Bother You es una de las experiencias más interesantes que tendrás este año en el cine. 3.5/5

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *