Reseña: ANT-MAN AND THE WASP

Luego de los eventos trágicos y repercusiones cósmicas de la exitosa Avengers: Infinity War, Marvel Studios ahora mira hacia la secuela de uno de sus personajes más livianos y cómicos. Ant-Man and the Wasp, es la vigésima entrega del universo cinematográfico de Marvel y su historia toma lugar dos años luego de los eventos de Captain America: Civil War y antes de los eventos de Avengers: Infinity War.

Dirigida nuevamente por Peyton Reed y protagonizada por Paul Rudd y Evangeline Lilly, la secuela al hit del 2015, nos presenta a Scott Lang bajo arresto domiciliario después de sus acciones en Civil War y tratando de balancear sus responsabilidades como padre y superhéroe. Cuando Hank Pym y Hope van Dyne lo buscan para lograr una nueva misión muy personal, Lang se une a Van Dyne, quien ahora es Wasp.

Lo bueno…

Para comenzar, el fuerte de esta secuela sin duda es su impresionante elenco. Liderado por el simpático y contagioso actor Paul Rudd, el reparto incluye actores como Michael Douglas, Michael Peña, Bobby Cannavale, Judy Greer y Laurence Fishburne. Todos hacen buen trabajo, pero es la actriz Evangeline Lilly quien sobresale grandemente. La actriz canadiense es una fuerza imparable como la nueva heroína Wasp. Además de protagonizar las mejores secuencias de acción, exhibiendo sus habilidades físicas y gadgets de su traje, Lilly es quien carga eficazmente con el peso emocional del filme, debido a su relación con su padre y madre extraviada. Además de eso, su relación con Scott Lang y su hija tiene más prominencia aquí. Con esta película, Wasp se convertirá en uno de los superhéroes nuevos más populares del MCU.

Otros departamentos que merecen halagos también son la acción y los efectos visuales. El director Peyton Reed se luce bastante en las secuencias de acción, en donde vemos a nuestros héroes envueltos en escapes, persecuciones y combate mano-a-mano a lo largo de la ciudad de San Francisco. Ver las diferentes maneras en que la tecnología de miniaturizar o engrandecer de Hank Pym es utilizada ingeniosamente y jocosamente, es sumamente entretenido. De la mano con esto, los efectos visuales plasmados en la pantalla grande son impresionantes y de alta calidad. Por ejemplo, todo lo relacionado a la alucinante dimensión cuántica y los efectos ejecutados para rejuvenecer a varios actores veteranos, es sensacional.

Por último, algo que me gustó mucho de esta secuela es que funciona como una aventura aislada del resto del universo de Marvel. Osea, la misma no depende grandemente de referenciar otras entregas del MCU, ni de tener que estar preparando las cosas para la próxima película. Además de esto, la familia continua siendo el punto central de estos filmes. Ya sea Lang y su hija, o Hope y las memorias de su madre, es bonito ver a una película de superhéroes en plena época veraniega, hacer hincapié en la importancia de la familia.

Lo malo…

Eso sí, cabe mencionar que no todo lo relacionado a la comedia funciona. Esto se debe a que el guion empuja el tono de la película a territorio cursi y exagerado en varios instantes. Mientras tanto, no todos los chistes aterrizan con efectividad. Un ejemplo de esto es el personaje de Jimmy Woo, un agente de SHIELD interpretado por Randall Park. El mismo ofrece varias carcajadas, pero resulta mayormente en una enorme caricatura a lo largo de la historia – sobrepasando la raya del tono.

En esta entrega los villanos nuevamente dejan mucho que desear. El primero, el criminal Sonny Burch, interpretado por Walter Goggins, básicamente es otra caricatura sin ningún tipo de propósito. Mientras tanto, Ava Foster, mejor conocida como Ghost, resulta más un impedimento físico para nuestros héroes, que después de cierto momento se convierte en un ejercicio irritable y de conveniencia para la historia. Eso sí, sus efectos visuales están chévere.

Por último, es bien probable que la audiencia termine con ansias de ver más de Michelle Pfeiffer como Janet van Dyne. La actriz hace buen trabajo, pero su tiempo en pantalla puede decepcionar a varios.

En fin…

Ant-Man and the Wasp es liviana, agradable y muy divertida. Además de entretener y ser una sólida secuela a la original, la misma resulta en un bienvenido respiro de aire fresco luego de los procedimientos pesados de Infinity War. En ella, la actriz Evangeline Lilly se roba la película como Wasp, convirtiéndose fácilmente en mi nuevo personaje favorito del MCU. En otras palabras, Marvel Studios se apunta otra victoria con Ant-Man and the Wasp. 3.5/5

Recuerda quedarte hasta el final de los créditos para ver dos escenas adicionales – la primera siendo crucial. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *