Reseña: AVENGERS: INFINITY WAR

El final ha llegado. Así lo proclama el gran villano Thanos en su llegada a nuestro planeta y toparse con nuestros superhéroes favoritos en la nueva película Avengers: Infinity War. Su propuesta resulta cierta en varios frentes. Primero, el filme funciona como la culminación del universo cinemático que comenzó hace 10 años con la cinta Iron Man en el 2008. Segundo, esta decimonovena entrega del MCU resulta como la jugada final en relación al gran villano, quien ha sido aludido por Marvel Studios desde la primera película de Avengers del 2012. Tercero, de Thanos lograr coleccionar todas las Gemas del Infinito, Infinity War literalmente podría resultar en jaque mate para varios de nuestros héroes en la pantalla grande. Así que, luego de 10 años, 18 exitosas películas, más de $14 mil millones en la taquilla global, y un elenco de estrellas que ya tomaría un párrafo extra para mencionar, Avengers: Infinity War sin duda es el evento más grande del año y uno de los planes más ambiciosos jamás intentados dentro del mundo del entretenimiento. El final ha llegado.

Dirigida por los hermanos Russo, y protagonizada por Robert Downey Jr., Chris Evans, Scarlett Johansson, Chris Pratt, Chris Hemsworth y Zoe Saldaña, Infinity War tomar lugar dos años luego de los eventos de Captain America: Civil War, en donde nuestros héroes quedaron divididos. Cuando el legendario villano Thanos llega a la Tierra para coleccionar todas las Gemas del Infinito, para así usarlas con un guante que le permitirá doblar la realidad a su voluntad, los Avengers deben unirse a los Guardians of the Galaxy para detenerlo a toda costa.

Lo bueno…

Infinity War está fenomenal. El filme es un evento épico que debe ser visto en la pantalla más grande, lo antes posible. La cinta literalmente es el principio del final, como acertadamente han aludido los avances. Esta nueva entrega se siente como la culminación de los últimos 10 años de historias y personajes icónicos dentro del MCU. Infinity War es su propia bestia, inmensa en ambición y escala, llena de energía y personalidad.

No se cómo lo hacen, pero los hermano Russo nuevamente la sacan del parque. Con su excelente dirección, los cineastas logran conseguir un tremendo balance en general. Con lo que fácilmente tiene que ser un record de superhéroes y villanos dentro de una sola película, los hermanos logran darle respetable tiempo en pantalla a cada uno. Adicional a esto, cada personaje tiene su momento de brillar. Ya sea interactuando entre si o trabajando en equipo durante las escenas de acción, los directores milagrosamente logran imitar la dinámica conseguida en Civil War, pero obviamente a la decima potencia. De la mano con esto, la acción es sensacional. Los hermanos Russo te dan en la cara desde el saque con secuencias de acción muy emocionantes y bien ejecutadas. Estamos hablando del tipo de acción que nunca se ha visto antes en el género. Por ejemplo, todas las batallas involucrando a Thanos, son de ensueño – como si saltaran directamente de los mismos comics. Fans saldrán muy satisfechos con este departamento.

Otro fuerte del filme es su tono. Aquí los directores y escritores logran mantener un tono que incluye el acostumbrado humor del MCU, pero que se ve arropado de un sentido de inquietud y desamparo en todo momento. La cinta tiene altas apuestas en juego, y la emoción toca a la puerta en numerosas ocasiones. El público no está listo para esto. Y esto hace de la película una experiencia aun más divertida. Todo lo que crees que sabes, déjalo en la puerta al entrar a la sala.

Ahora, el acierto más grande de la película lo es el villano Thanos. Luego de hacer varias apariciones aquí y allá en filmes anteriores, las expectativas para este malhechor eran bastante grandes. Y el mismo no decepciona. Interpretado genialmente por el actor Josh Brolin (voz y mo-cap), Thanos, además de lucirse en los momentos de acción, también comanda el arco más realizado de la cinta. Aunque quizás no estemos de acuerdo con su misión personal, aquí definitivamente entendemos mejor su punto de vista. Y el resultado es un villano memorable y más que formidable, con un peso emocional sorpresivo. Con Infinity War, Thanos se consagra como el nuevo rey de los villanos del MCU.

Los últimos 40 minutos son extraordinarios. Como si tu comic favorito fuese plasmado en la pantalla grande en todo su apogeo. Ah, y ese final – único en su clase.

Lo malo…

Aunque el grupo de secuaces del Titán Loco, el Black Order, sí se luce a la hora de intimidar y funcionar como obstáculo físico para nuestros héroes, la realidad es que no añaden mucho más a los procedimientos. No conocemos nada sobre ellos y casi ninguno habla. El único que llama la atención es Ebony Maw, el cerebro del grupo y el que se especializa en la persuasión. Su interacción con los intelectuales, Tony Stark y Doctor Strange, son muy buenas.

Infinity War se mueve velozmente como un tren sin frenos. La misma parece saber ella misma, que no puede gastar tiempo y que debe empujar hasta el final, casi sin respiros. De principio a fin estamos rotando entres diferentes grupos de personajes y brincando de local en local. Esta dinámica no hiere el filme en sí, sino que cabe mencionar que su ritmo frenético puede ser algo agotador. En varios instantes uno puede sentir que hay mucho pasando en pantalla grande y/o que el peso de tantos personajes al mismo tiempo puede ser un poco demasiado. Para bien o mal, la cinta puede resultar abrumadora a sus dos horas y 40 minutos de duración.

En fin…

Infinity War es la entrega más ambiciosa y épica del MCU hasta el momento. Su escala es inmensa y su ritmo frenético. Los hermanos Russo logran un tremendo balance con su magnifica dirección, manteniendo un tono consistente, respetando lo que vino antes y tomando riesgos que abren puertas para el futuro del universo de Marvel. La acción es emocionante y en tu cara, y los efectos visuales no decepcionan. Thanos resulta en el mejor villano del MCU, y el elenco entero da en el clavo. En mi libro, Infinity War no decepciona y me tomó por sorpresa más de lo esperado. De primera instancia, diría que Infinity War es la Empire Strikes Back del MCU. Y mira que a mi me encanta ese filme. Infinity War es un evento satifactorio, que cambia las reglas del juego y propulsa el género a nuevos horizontes.

OJO – Recuerda quedarte hasta el final de los créditos para una genial escena adicional.

Avengeres: Infinity War estrena este jueves en cines locales.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *