Reseña: JUSTICE LEAGUE

Chances son qué de alguna manera u otra ya conozcas o te hayas topado con los icónicos superhéroes Batman, Wonder Woman, Superman, Flash, Aquaman o Cyborg. Desde el 1960 la mayoría de ellos de una manera u otra han aparecido juntos en los cómics como el equipo conocido como “Justice League”. Casi 60 años más tarde, dicho junte por fin hace su tan esperado debut “live action” en la pantalla grande.

Dirigida por Zack Snyder y escrita por Joss Whedon y Chris Terrio, la cinta funciona como la quinta entrega dentro del universo cinemático de DC Comics. ‘Justice League’ se sitúa varios meses luego de los eventos del filme ‘Batman v Superman’. Inspirados por el sacrificio de Superman, Bruce Wayne y Diana Prince ahora corren contra el reloj para formar un equipo compuesto de meta humanos para poder defender la Tierra de una catastrófica amenaza.

Lo bueno…

Tranquilos fans, ‘Justice League’ está buena. Luego de tantos años cargados de rumores, problemas tras bastidores y cambios, la nueva entrega de Warner Bros., resulta en una decente y entretenida amalgamación de dos estilos diferentes (Zack Snyder y Joss Whedon). El primero completó la fotografía principal de la película, pero luego tuvo que abandonarla debido a una tragedia familiar, cediéndole así la silla de director al segundo, quien luego escribió y rodó escenas adicionales para finalizar el proyecto. Al final de todo, la combinación resulta en un extraño, pero efectivo blockbuster que gustará a los fans del DCEU y al mismo tiempo a los no-creyentes de dicho universo cinemático. Además de esto, ‘Justice League’ es un sueño hecho realidad, ya que por primera vez vemos a estos héroes acaparar la pantalla grande. Sin duda, un junte para la historia.

El acierto más grande de la película, es en si la Liga de la Justicia. Todos los miembros del equipo son excelentemente representados en la cinta. Cada uno trae un poco de su historial consigo, sus características primordiales de los cómics, y la increíble ejecución de sus poderes y habilidades en todo su esplendor. Desde Batman luciéndose con sus juguetes sofisticados y Wonder Woman liderando el camino con su lazo de la verdad, hasta Flash sintiendo inseguridad ante tanta inexperiencia y Aquaman ignorando su verdadero lugar en Atlantis, cada uno tiene su momento de vulnerabilidad y su momento de brillar como todo un “badass” dentro de la acción. Verlos a todos trabajando juntos es sensacional. ¿Y Superman? Ni se diga.

Otro fuerte del filme es su acción. Debido a su ritmo acelerado, la cinta básicamente brinca de una secuencia de acción a otra. Algunas siendo mejor que otras, pero todas muy excitantes y entretenidas. Incluso, hay dos o tres momentos épicos que de seguro conmoverán a los fans a un estado bullicioso. ¿Estos incluyen a Superman? Definitivamente.

Otro acierto de la cinta es el enfoque al humor. De todos los filmes del DCEU, este es el más cómico. Aunque no todos los chistes aterrizan como deben y algunos se sienten muy forzados, la realidad es que la película te hará reír. ‘Justice League’ se separa de la oscuridad de otros filmes del universo, para caer en un territorio más “light” y sin tomarse tan en serio.

Y, por último, esto me lleva a las actuaciones. El elenco completo hace tremendo trabajo, y más que nada se nota que la estaban pasando bien juntos en la filmación. La química entre todos en el grupo es genial. Ben Affleck nuevamente es perfecto como Batman, mientas que Gal Gadot como Wonder Woman, continúa derritiendo la pantalla grande. Por otro lado, Henry Cavill como Superman, hace buen trabajo, aquí sonriendo mucho más y claramente proyectando más corazón que en otras salidas. Su personaje tiene varios momentos memorables en el filme. Ahora, entre los actores nuevos, Ezra Miller se roba el show con su interpretación de Flash, básicamente funcionando como el alivio cómico de la cinta. Aquí Miller nos da un héroe sin experiencia, con varias fobias, inseguro y demasiado emocionado. A este le sigue el actor Jason Momoa como Aquaman. Momoa, además de ya contar con una imponente presencia física, trae misterio y rebeldía a los procedimientos. Podríamos decir que su Aquaman es el “bad boy” del grupo. Y, por último, el actor Ray Fisher sorprende como Cyborg. El mismo logra mantenerse al nivel de los demás actores y hace una buena labor con el aspecto físico y emocional del personaje.

Lo malo…

Entre los fallos, diría que el más obvio es su corto tiempo de duración. ‘Justice League’ dura dos horas, y comparada con las otras cuatro entregas anteriores, es la más corta. Al ser tan corta, la cinta se siente apresurada, causando que la narrativa se sienta forzada. Para un filme con tantos personajes icónicos, incluyendo la introducción de varios de ellos a la pantalla grande, esto perjudica el tiempo que se le dedica a cada uno y su desarrollo dentro del arco de la historia. Sí, la cinta nunca aburre porque va a un ritmo rápido, pero pienso que la cinta pudo haber sido mejor si se le dedicaba más tiempo a cada personaje y su equipaje, para que el desenlace tuviese aún más impacto.

De la mano con esto, la trama del filme es demasiada genérica y contiene varios huecos. Cosas ocurren sin explicación y sin visitar detalles. El diálogo ofrecido por el guion en algunas esquinas es malo, pues personajes dicen cosas que en su esencia realmente no dirían o que simplemente son extrañas o tontas. Adicional a esto, el libreto trata demasiado en ocasiones de forzar el humor. Este funciona mayormente, pero como indique no todos los chistes aterrizan.

‘Justice League’ por lo general ofrece unos visuales increíbles. En ocasiones es como si el mundo de los cómics saltara a la pantalla grande. Pero en otras ocasiones el trabajo de efectos visuales (CGI) flaquea y saca a uno de la experiencia. Entre estos resalta un cierto bigote de Kriptón eliminado y un cierto villano. El último, que sirve solamente como un buen reto físico para nuestros héroes, deja mucho que desear visualmente, como en cuestión de personaje también. Sus motivaciones son también genéricas y la realidad es que es otro enemigo más del montón.

Por último, cabe mencionar que la banda sonora de Danny Elfman es una completa decepción. Usualmente un fuerte en los filmes de DC, este nuevo “score” falla la marca por mucho, cayendo en territorio campy y cliché del género. Elfman se apoya demasiado en el tema principal del filme ‘Batman’ del 1989, el cual fue creado por él mismo. Está chévere que evoque la banda sonora clásica de John Williams de ‘Superman’ y la suya de ‘Batman’, pero en general, el “score” es un completo paso hacia atrás luego de las excelentes creaciones de Hans Zimmer y Junkie XL para ‘Man of Steel’ y ‘Batman v Superman’.

En fin…

‘Justice League’ es la película más cómica y divertida hasta el momento del universo cinemático de DC Comics. Además de esto, la súper producción incluye tremendas y memorables secuencias de acción involucrando a nuestros héroes. Aunque sufre de varios desaciertos marcados, Snyder y compañía en general la sacan del parque a la hora de presentarnos la versión “live action” de cada superhéroe, su esencia primordial y su habilidad especial en todo su apogeo. Ver a estos héroes de mi infancia unirse y patear traseros como equipo en la pantalla grande, es una experiencia inolvidable. Recomiendo verla en la pantalla más grande posible junto a una sala completamente llena de fans. Y sí, a mi pueden contarme como “All in”.

OJO – Recuerda quedarte hasta el final de los créditos. Hay dos escenas extra – una a mitad de los créditos y otra al final de ellos. Ambas muy emocionantes.

Justice League estrena este jueves, 16 de noviembre en cines de Puerto Rico.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *