Reseña: STRANGER THINGS – SEASON 2

por Robert García – @robert22pr

En julio del 2016, Netflix debutó la serie Stranger Things, la cual sin bombos y platillos se convirtió en una de las mejores series reseñadas en tiempos recientes. Creada por los hermanos Duffer, Stranger Things le brindó respeto y tributo a filmes como ET y The Goonies, al mismo tiempo recreando a la perfección la época de los ‘80. La segunda temporada continúa con éxito la nostalgia y al mismo tiempo contesta incertidumbres, como también deja preguntas sin responder.

La segunda temporada de Stranger Things comienza un año luego de la conclusión de la primera temporada en donde “Will” (Noah Schnapp) fue rescatado del mundo “Upside Down” por sus amigos “Mike” (Finn Wolfhard), “Lucas” (Caleb McLaughlin) y “Dustin” (Gaten Matarazzo), quienes sobrevivieron gracias al sacrificio cometido por “Eleven” (Milly Bobby Brown) al destruir al “Demogorgon”, quien atentaba contra la vida de los jovencitos, al igual que al pequeño pueblo de Hawkins, Indiana.

Ahora, un año después “Will”, junto a su familia y amigos tratan de vivir una vida normal dejando en el pasado lo ocurrido, pero por supuesto “Will” comienza a ser atormentado por visiones del “Upside Down”, donde puede observar la sombra de un gigantesco monstruo, mientras que el jefe de la policía, “Hopper” comienza a investigar un misterioso suceso ocurriendo en el pueblo, que se prepara para la celebración de Halloween.

Stranger Things 2 acierta nuevamente en donde la primera temporada fue exitosa. Esta repite la dosis de una tremenda historia la cual continúa evolucionando a los personajes ya conocidos y al mismo tiempo introduce personajes importantes para esta temporada – y posiblemente futuras temporadas también. Las actuaciones por parte del elenco vuelven a ser el elemento más sobresaliente de esta temporada. Winona Ryder, como la madre de “Will”, y David Harbour, como el jefe de policía “Hopper”, vuelven a hacer tremendo trabajo aquí, pero el peso más grande dentro de esta temporada lo tiene Noah Schnapp como “Will”, quien produce una actuación emocional, poderosa y digna de admirar.

Mientras tanto, Millie Bobby Brown vuelve a robarse el espectáculo como “Eleven”. Su personaje continúa evolucionando y en esta temporada conocemos aún más sobre sus poderes y origen. Esta joven actriz tiene un futuro brillante y prometedor en Hollywood. Otro aspecto positivo es el soundtrack ochentoso el cual fue utilizado de manera espectacular. Sin duda, podríamos estar todo un día mencionado todas las referencias y “easter eggs” de los ‘80 que están escondidos a lo largo de los nueve capítulos.

Donde Stranger Things 2 se cae un poco es en los momentos donde la trama central se arrastra y las subtramas no tan importantes se apoderan del tiempo. En vez de estar conociendo más a fondo a estos personajes nuevos como “Max”, “Billy” y “Bob” ó hasta alguno de los personajes q ya conocemos, pues podríamos decir que se pierde el tiempo. Además, algunas de las decisiones que toman algunos de los personajes te dejarán rascándote la cabeza, dudando la inteligencia detrás de dichas decisiones.

También, el séptimo episodio (defendido públicamente por los creadores) en mi opinión es el episodio más flojo de la serie. Es uno que no aporta absolutamente nada a la trama que corre durante esta temporada – claro, además de ser un poco aburrido e irrelevante. El concepto que presenta el episodio (el cual es un spoiler, así que no lo mencionaré) es uno súper interesante, que pienso que se pudo desarrollar mejor a lo largo de varios episodios y tener un “payoff” más satisfactorio al final de la temporada. Sin embargo, espero que los hermanos Duffer no cierren la puerta, ya que si es utilizado de la manera correcta, sería un elemento de gran interés en una futura temporada de la serie.

Al finalizar la temporada, los creadores de la serie nos brindan suficiente información sobre el mundo “Upside Down” para mantenernos interesados en lo que podría ocurrir en el futuro. Son más las preguntas que tengo sobre este mundo que las contestaciones que recibimos en la temporada. Estos nueve capítulos se sienten más como el aperitivo antes del plató principal. Esto puede ser del agrado de algunos, como también podría decepcionar a otros.

Con una duración de nueve episodios (uno más que la primera temprada) Stranger Things se solidifica como una de las mejores series en estos tiempos. Con actuaciones de primera, una historia que te mantendrá al borde de tu asiento, un soundtrack espléndido y la curiosidad de querer saber que más le podrá ocurrir a estos personajes, Stranger Things 2 es sin duda tremenda escapatoria de todo lo malo que nos rodea en estos tiempos de crisis en Puerto Rico. Es como si la visión de Steven Spielberg se mezclara con la forma de contar una historia de Stephen King. Necesito más Stranger Things y pronto, por favor. ¡Altamente recomendada!

Stranger Things Season 2 ya se encuentra disponible en Netflix.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *